Primeras impresiones de ‘Fear Inoculum’, el nuevo disco de TOOL

30 de agosto de 2019. Tras 13 años de larga espera, hoy es el día. Por fin Tool han lanzado su nuevo álbum, Fear Inoculum, y siendo una de mis bandas favoritas comprenderéis que la emoción de este momento sólo rivaliza con el miedo visceral a la decepción. Por suerte, en este caso la espera ha merecido la pena con creces. Os dejo con un repaso canción a canción de lo que me ha parecido el álbum en mi, ejem, primera escucha oficial. No voy a tratar de analizarlo, ni voy a realizar una crítica profesional, así que si estás aquí por eso siéntate y disfruta de mis desvaríos por un momento, que no todo en esta vida es seriedad, ¡carajo!

Fear Inoculum

El tema homónimo abre el álbum, y lo hace en terreno conocido; todo lo que recordamos de Tool está aquí: una percusión exótica, un bajo hipnótico, una guitarra sencilla pero rotunda y la voz de Maynard que podría sustituir a la mantita en los planes de mantita y peli. Por su extensión de más de 10 minutos en una primera escucha se hace complicado adivinar que además es el tema con la estructura más clásica de estrofa-estribillo de todo el disco. Pese a que pueda pasar por una suerte de Parabola baja de revoluciones, aunque igualmente mayestática, apuesto a que no tardará en ganarse su merecido hueco en el corazón de los fans, en parte gracias a esos muy coreables “EXHALE, EXPEL” del estribillo.

Pneuma

Creo que no me equivoco si digo que este es un tema que Tool podrían haber sacado perfectamente en 2009 si su quinto álbum de estudio no se hubiese retrasado otros diez años. Una vez más Adam Jones y Justin Chancellor nos llevan de la mano por lugares comunes, recordándonos por momentos a Intension. Pero la sensación va más allá de lo puramente melódico, pues al igual que el primer single del ya lejano Lateralus, Schism, la reiteración constante de una sólida base rítmica es el pilar que sustenta la composición. No obstante, este disco parece esconder sus mejores cartas para los dos últimos tercios de sus cortes, puesto que tras una píldora a base de teclados restalla el riff principal, ahora con más garra que nunca, rompiendo la calma y la aparente monotonía que se venía respirando. No es su composición más atrevida, pero sí una clara marca de la casa.

Invincible

No puedo ser objetivo con esta canción. Desde que la escuché en directo hace un par de meses se ha convertido en una de mis favoritas de la banda. Si bien la sucesión de las primeras estrofas y estribillos es más que correcta, para mí no suponen más que puro build up para el que es uno de los momentos centrales del LP. Como si los astros se alineasen, bajo y guitarra empiezan a construir una cama sonora digna de un semidios, en un delirio de teclado y vocoder que acaba desembocando en una de las secciones más imponentes y rotundas que han compuesto los californianos en toda su carrera. Mientras la batería empieza a descontrolarse y a descarriar las seis cuerda de Jones, el bajo de Chancellor sigue a lo suyo, manteniendo la cordura en esa clase magistral de polirritmia que es el cierre de la sección instrumental. Casi sin pedirlo, llega el estribillo final para cerrar por todo lo alto una de las canciones del álbum que sin duda va a convertirse en leyenda, y se lo ha ganado a pulso.

Descending

Apropiado título para bajar de las nubes en las que me había dejado el corte anterior. No obstante, el segundo tema que presentaron Tool en esta última gira no supone un descenso de calidad. Vais a tener la oportunidad de echar un vistazo a mis alocados pensamientos de manera completamente gratuita: el riff de Invincible me suena a algo que escucharía un faraón, escalando en poder y aplastando a sus enemigos a su paso; Descending sería su bajada a los infiernos, un suave paseo río abajo hasta afrontar el eclipse de su reinado y de su propia vida. Que una canción (y un par de proyecciones, vale, lo admito) sea capaz de proyectar en mi cabeza imágenes tan explícitas ya es portentoso, pero que lo haga sin perder el hilo después de casi 8 minutos de evolución ininterrumpida es para levantarse y aplaudir con la cabeza en el suelo. Seguro que alguien que sepa mucho más que yo de música sabrá encontrarle explicación a estas conexiones.

Culling Voices

Tras esos dos mastodontes era difícil mantener el listón alto. La canción juega seguro y nos devuelve al sonido de Tool que todos hemos aprendido a amar, en su versión más intimista, la de Wings for Marie o 1000 Days. Al igual que los temas centrales del hasta hoy último trabajo de estudio de Tool, Culling Voices se va creciendo con el paso de los minutos, pero en esta ocasión Maynard juega un papel capital desde la primera letra que pronuncia, utilizando el “Don’t you dare point that at me” como frase pedal durante toda la composición. Los arreglos sintéticos y casi electrónicos, añadidos con gusto exquisito, hacen de este el tema principal más particular y personal del álbum, aunque no será de fácil digestión para la mayoría de fans, que preferirán quedarse con su explosión final que, aunque lograda, para mí no logra competir con una primera mitad plena en lo que a emociones se refiere.

Chocolate Chip Trip

¿Qué pasaría si Tool decidiesen hacer una canción para Stranger Things… y se les fuese un poco de las manos el virtuosismo? Pues que saldría esta pieza interludio camuflada como tema principal. No obstante, hay que reconocer el mérito que tienen Tool para componer mierdas que acojonan y suenan incómodas. Debo aplaudir, eso sí, el posicionamiento de la pista detrás de Culling Voices, rompiendo el esquema emocional y dejándote desarmado para la tormenta que se avecina.

7empest

¿Qué es Tool? Dices mientras clavas tu pupila en mi pupila azul. ¿Qué es Tool? ¿Y tú me lo preguntas? Tool es 7empest. No hay muchas bandas que puedan presumir de contar con un tema que resuma toda su trayectoria discográfica, pero claro, no muchas bandas firman piezas de 15 minutos. ¿Quieres a los Tool más alternativos de los 90? Hecho. ¿Quieres tu rollito progresivo místico? Dale. ¿Quieres tu ración de técnica porque sí? Marchando. Y me sobra hueco para darte un par de lecciones en djent, que se note que no hemos estado 13 años con la cabeza metida en el culo. Os voy a confesar que, pese a que todas las señales apuntan a ella como la torre de homenaje de este castillo que es Fear Inoculum, no me llega tanto como los otros dos mastodontes del LP. Y aún así, la disfruto como un gorrino y se me pasa volando. Yo os digo que no hay mayor prueba de grandeza que esa.

Conclusión

En resumen: lo de Tool AOTY. Y de verdad, tenía miedo de no poder escribir esa frase alguna vez en mi vida. Tuve la suerte (o la desgracia) de descubrirlos en 2007 y la espera ha sido angustiosa. Si nunca habéis escuchado a Tool, Fear Inoculum puede ser un primer buen acercamiento, puesto que reúne los elementos más característicos del grupo y arroja ciertos ingredientes modernos que le dan un lavado de cara bastante interesante al conjunto. Si nunca habéis escuchado progresivo… Bueno en ese caso no me habléis mucho, no vaya a ser que se me pegue, pero haceos un favor y corred a escuchar Lateralus, una de las obras más importantes de la historia de la humanidad en su conjunto. Luego cuando estéis curados de espanto volvéis aquí y os metéis en vena un disco cuya canción más corta no baja de los diez minutos. Tal vez entonces entenderéis por qué los fans de Tool somos tan carismáticamente exagerados… ¿o no? En fin, Tool han vuelto y de qué manera, pero, ¿para cuándo el próximo? Oh… oh cielos…

P.D.1: Lo de que me peguéis algo es broma, no se me ofendan malditos plebs.

P.D.2: No he mencionado los interludios porque para qué. Son una marcianada sólo apta para los más curiosos. Pero debo agradecer a Tool que sigan apoyando mi carrera como compositor y vayan a patrocinar mi próximo álbum de remixes drone.

Anuncios

Publicado el 30 agosto, 2019 en Música y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: