La historia de Metal Gear Solid a través de sus temas vocales

MGS

Metal Gear Solid es una de las franquicias de más renombre y éxito de la industria de los videojuegos. Su director, Hideo Kojima, es considerado uno de los gurús del sector, y cada nueva entrega supone un punto de inflexión en la  vida útil de la consola en la que aparece. No es de extrañar, por tanto, que con la quinta parte a la vuelta de la esquina medio mundo esté revolucionado, incluyéndome a mí. Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, como continuación directa del adelanto que supuso Ground Zeores, va a tratar de rellenar el vacío argumental entre los eventos del juego canon más reciente, Metal Gear Solid: Peace Walker (PSP, 2010), y el primer título de la saga, Metal Gear (MSX, 1987), dado que la historia principal quedó cerrada a nivel de guión con Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots (PS3, 2008).

La venganza será la temática central entorno a la que gire el desarrollo de The Phantom Pain, mostrándonos, a priori, la caída de Big Boss, ahora conocido como Venom Snake, en el lado oscuro. Y digo a priori porque hay varias teorías que apuntan a que MGSV va a ser una “kojimada” al estilo Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty (PS2, 2001); por si no sabéis a lo que me refiero, os sugiero que dediquéis unos minutos a leer la Teoría VR aquí. Así que lo que en principio parecería un argumento simple y directo podría acabar torciéndose en uno de los mayores giros de guión de la historia del videojuego, para alegría de unos y rabia de muchos otros, pues recordemos que lo de Raiden en general no hizo demasiada gracia. En cualquier caso, siga el camino que siga, el guión no dejará de ser una de las piezas centrales de este nuevo capítulo de la saga, y aprovechando que su lanzamiento está a menos de un mes vista me ha parecido una buena idea rememorar la historia de cada entrega principal de un manera un tanto particular: a través de sus temas vocales. Estas canciones son tan seña de identidad de la saga como el mismísimo Solid Snake, y muchas de ellas encierran un mensaje bastante esclarecedor sobre el tema que trata cada título; vamos a repasarlas desde el primer Metal Gear Solid, lanzado en 1998 para la primera PlayStation.

The Best Is Yet to Come (Metal Gear Solid, 1998)

Uno de los temas más icónicos de Metal Gear aparecía al principio y al final del primer juego tridimensional de la saga. Compuesta por Rika Muranaka e interpretada por Aoife Ní Fhearraigh, la canción es una suave caricia de tonalidades claroscuras que utiliza su componente folk como reflejo de una letra en gaélico que nos distrae por completo de su mensaje. Un corazón atormentado que se ha olvidado de lo que significaba ser feliz, de lo que implicaba amar y ser amado, de lo que era vivir realmente; un corazón como el de Solid Snake, que en Shadow Moses encuentra de nuevo la felicidad en el campo de batalla, el amor en Meryl Silverbugh y un motivo por el que luchar y vivir su vida plenamente: la completa erradicación de la amenaza que supone Metal Gear para el mundo tras la filtración de los planos de Metal Gear REX en el mercado negro por parte de Revolver Ocelot y Solidus.

Can’t Say Goodbye to Yesterday (MGS2: Sons of Liberty, 2001)

El tema vocal de MGS2 aparece al final de la obra más compleja de Hideo Kojima, y de nuevo es obra de Rika Muranaka, aunque en esta ocasión interpretada por Carla White acompañada por la Felix Farrar Orchestra, que nos transporta directamente a alguno de los clubs de jazz de la Nueva York en la que se sitúa la acción principal del juego. Su aparición en el tramo final no es casual, pues la letra parece salida directamente de los pensamientos de un Raiden confuso que reflexiona sobre quién es, sobre qué es el mundo, sobre qué es real, preguntándose si el pasado que le atormenta es su verdadera esencia, o si en cambio su decisión de amar a Rose es lo que lo define como persona. Tal y como indica el título de la canción, Raiden no puede renunciar a su pasado, ocultarlo y dejar que le consuma por dentro; tiene que aceptarlo como una parte más de su ser que no tiene por qué condicionarlo para obtener un futuro más alegre en el que no haya guerra sino paz, en el que no haya odio sino amor, en el que las mejores cosas de la vida sean gratis: una sonrisa, un abrazo, un beso.

Snake Eater (MGS3: Snake Eater, 2004)

Snake Eater, a diferencia de las demás canciones de esta lista, es la encargada de acompañar la introducción del juego. Norihiko Hibino, su compositor, le imprimió intencionadamente un estilo muy James Bond, remarcando el paralelismo entre la obra de Kojima y las historias del mítico agente 007 ambientadas en los 60. Cynthia Harrell se encarga de darle vida a una de las canciones que más marcaron a los fans de la saga, por la fantástica introducción, por su versión a capella durante el interminable ascenso al monte Krasnogorje y, sobre todo, por su aparición en el combate final contra The Boss en Rokovoj Bereg. La letra parece un mensaje de la Madre de las Fuerzas Especiales a su alumno más destacado, Jack, a quien le es otorgado el título de Snake Eater, ya que su misión en Tselinoyarsk consistía, entre otras cosas, en derrotar a la Unidad Cobra dirigida por The Boss. No doy mi vida por honor, sino por ti. Un crimen de guerra injusto, una falsa deserción, una misión suicida asentada en el sentido del deber son las razones que llevan a The Boss a morir a manos de Naked Snake, el alumno al que más respetaba, y al que quería como a un hijo.

Calling to the Night (MGS: Portable Ops, 2006)

Compuesto por Akihiro Honda y Norihiko Hibino, con letra de Nobuko Toda e interpretada por Natasha Farrow, el tema vocal del primer título de la saga para PSP es sin duda uno de los más emocionantes y épicos de la lista. Pasando de balada de piano en las estrofas a marcha militar en los estribillos, todo con un tinte imborrable de dramatismo, la canción nos sumerge en la problemática de Big Boss de continuar con el legado de The Boss sin perder en el camino su alma, sin ceder ante el abrumador poder que le otorga su propio ejército privado, sin convertirse en un demonio que lucha sin motivaciones reales, al que no le afectan las cenizas de sus hombres caídos. La lucha interna de Naked Snake queda representada en el miedo de desaparecer en la noche de los tiempos sin haber cumplido su objetivo, pero a la vez es una llamada a la esperanza, a la ilusión de ver nacer un nuevo día tras la batalla, de descubrir nuevos horizontes y construir un mundo mejor.

Love Theme (MGS4: Guns of the Patriots, 2008)

El de MGS4 es posiblemente el tema más desgarrador de esta lista, y eso que es uno de los más sobrios tanto en la instrumentación como en la lírica; apenas una sección de cuerda y una guitarra acústica acompañan la mayor parte del minutaje. Compuesta por Nobuko Toda, y con letra del mismísimo Hideo Kojima, la canción es interpretada en perfecto hebreo por Jackie Presti durante la introducción del juego, mientras el viejo Solid Snake recita su célebre monólogo sobre la guerra moderna, las PMCs y las nanomáquinas, un discurso derrotista que nos abandona, débiles y desamparados, en un campo de batalla cada vez más deshumanizado, asolado por la locura de los Patriots y su economía de guerra. La letra nos habla de un Snake destrozado por dentro, y cito textualmente “con un corazón muerto”, que aún así lo dará todo por su misión, intentando acallar el grito desesperado de su interior, un alarido que clama por todas las atrocidades cometidas a lo largo de una vida anclada en el conflicto y el sufrimiento constantes. Snake es consciente de que la paz interior no es posible mientras siga con vida, y en un mundo que ya no tiene más lágrimas que llorar, nadie lamentará su último viaje.

Heavens Divide (MGS: Peace Walker, 2010)

Akihiro Honda fue el encargado de componer esta maravillosa pieza, que asentó un nuevo estándar para los temas vocales de la saga. El chorro de voz de Donna Burke da vida a la letra de Nobuko Toda, que en su primera estrofa refleja claramente el enfrentamiento final entre The Boss y Naked Snake en Rokovoj Bereg. Aún atormentado por el crimen que cometió, Big Boss se pregunta qué es capaz de hacer él por el mundo, qué decisiones puede tomar alguien como él para cambiar las cosas, cómo logrará no defraudar a The Boss y cumplir con su última voluntad. Durante todo el juego vemos a un Big Boss dubitativo, que rehuye incluso de su título, y que llega a dejarse sorprender por estar cegado ante la posibilidad de volver a su mentora. Tal y como reza el título de la canción, sólo cuando los cielos se abran podrá volver a reunirse con ella, sólo entonces podrá volar lejos de este frío mundo, pero hasta entonces tendrá que seguir luchando, tendrá que seguir derramando sangre y tomando las decisiones que abran un nuevo camino para la humanidad: el camino de la paz.

Sins of the Father (MGSV: The Phantom Pain, 2015)

Aunque aún esperamos una versión final del tema, en lo que podemos escuchar hasta ahora ya se vislumbra que esta es posiblemente la canción más ambiciosa de toda la saga. Tomando como base el estilo del tema vocal de Peace Walker, Akihiro Honda decide darle una vuelta de tuerca épica a la canción, fusionando el dramático tema de Quiet con el que será el tema principal de la quinta entrega de la saga. Donna Burke es de nuevo la encargada de dar vida a la letra de Ludvig Forssell, una lírica cargada de simbolismo que habla, cómo no, de venganza, de sanar las heridas infligidas, de recuperar lo que era propio y de hacer que, al final, todo el mundo te tema. El viaje hacia la locura de Big Boss no estará exento de pecados, y quizás a eso se deba el título de la canción, pero recordemos que es posible que el juego no esté dedicado a quien todos creemos. Sea como sea, no cabe duda de que con la última entrega de la saga, parece que Hideo Kojima ha querido dar el do de pecho, abarcando una temática más adulta y tabú en algunos aspectos, cosa que queda reflejada en el que para mí es el tema más completo de la lista. Puede que Hideo Kojima ya no esté, puede que nos hayan quitado al padre de la saga, pero el dolor es real, los recuerdos de su presencia siguen presentes… como un fantasma.

Anuncios

Publicado el 11 agosto, 2015 en Música, Videojuegos y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: