One Boss. One Snake.

El final de la vida… ¿no es hermoso? Es casi trágico. Cuando la vida acaba, deja un último aroma remanente. La luz no es más que un regalo de despedida de aquellos que van hacia la oscuridad al morir. He estado esperando, Snake, mucho tiempo. Esperando que nacieras, que crecieras y que llegase este día definitivo. ¿Tú fuiste sujeto de pruebas atómicas, verdad? En el atolón de Bikini. Ese es en parte el motivo por el que me sentí atraída hacia ti. Tú y yo nos parecemos. Tú y yo estamos siendo lentamente devoradas por el karma de terceros. Jamás tendremos la oportunidad de alcanzar la vejez y la muerte en paz. No tenemos futuro.

Era el 1 de noviembre de 1951. Yo estaba en el desierto de Nevada participando en unas pruebas nucleares. El nombre de “Nevada” viene del español… “cubierto de nieve,” “blanco como la nieve.” Y nieve fue precisamente lo que vi en el desierto de Nevada ese día. Me heló la sangre.

En el año 1960 tuve una visión del futuro ideal desde el espacio. Tres años antes la Unión Soviética había lanzado con éxito el Sputnik, el primer satélite en órbita de la historia de la humanidad. Esto fue un gran shock para los Estados Unidos. En respuesta, los Estados Unidos de América fueron con todo lo que tenían apostando por su proyecto de vuelo espacial tripulado, el programa Mercury. Aunque los soviéticos parecían preparados para mandar al primer hombre al espacio, en Estados Unidos aún se experimentaba con chimpancés en cohetes. El gobierno quería datos humanos. Así que, en secreto, decidieron enviar a un humano al espacio. Yo fui la escogida. Por entonces la tecnología ara bloquear los rayos cósmicos no estaba del todo desarrollada, así que quienquiera que mandasen al espacio se vería expuesta inevitablemente a una elevada dosis de radiación. Y por eso me eligieron. Después de todo, ya me habían irradiado anteriormente. Por supuesto, no encontrarás nada de esto en los libros de Historia. Tuve la oportunidad de contemplar el planeta tal y como se ve desde el espacio. Fue entonces cuando me di cuenta. La exploración espacial no es más que otro juego en la lucha de poder entre los EE.UU. y la U.R.S.S. La política, la economía, la carrera armamentística, son sólo arenas para un competición sin sentido. Estoy segura de que tú puedes verlo. Pero la Tierra como tal no tiene fronteras. Ni este, ni oeste, ni Guerra Fría. Y la ironía de todo esto es que los Estados Unidos y la Unión Soviética están gastando miles y miles de millones en su particular carrera espacial y armamentística para llegar a la misma conclusión. En el siglo XXI todo el mundo sabrá que sólo somos los habitantes de un pequeño cuerpo celeste llamado Tierra. Un mundo sin comunismo ni capitalismo… ese es el mundo que yo quería ver. Pero la realidad volvió a traicionarme.

Mira esta cicatriz. Es la prueba de que una vez fui madre. Di mi cuerpo y a mi hijo por mi país. Ya no queda nada en mi interior. Absolutamente nada. Ni odio, ni siquiera remordimientos. Y aún así algunas noches aún puedo sentir el dolor rasgando mi interior, deslizándose a través de mi cuerpo, como una serpiente. Yo te críe, te amé, te di armas, te enseñé a combatir y te transmití todos mis conocimientos. Ya no tengo nada más que darte. Lo único que puedes tomar de mí es mi vida. Uno debe morir, y el otro debe vivir. No hay victoria, no hay derrota. El que sobreviva seguirá luchando, es nuestro destino… El que sobreviva heredará el título de Boss. Y quien herede el título de Boss afrontará una existencia de guerras y batallas sin fin. Te doy diez minutos. En diez minutos, los MIG vendrán y bombardearán este lugar. Si eres capaz de derrotarme en menos de diez minutos, tendrás tiempo para escapar. ¡Hagamos de estos diez minutos los mejores de nuestras vidas, Jack! ¿Que por qué? Para hacer que l mundo sea uno de nuevo. ¡Eres un soldado! ¡Acaba tu misión! ¡Demuestra tu lealtad! Enfréntate a mí.

Anuncios

Publicado el 8 junio, 2015 en Videojuegos y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: